Donde no hay consuelo ni ascensor (‘Quién me ha robado el mes de abril’)

Dentro del universo sabiniano hay un mes especial y una canción que siempre recordamos cuando el calendario cambia de estación. Abril es el mes donde todo florece, donde queda atrás el frío y  el inhóspito invierno, donde parece que la alegría vuelve, los pájaros cantan y las nubes se levantan.

Continuar leyendo “Donde no hay consuelo ni ascensor (‘Quién me ha robado el mes de abril’)”