Buenos Aires es como contabas… (‘Con la frente marchita’)

Las canciones de Sabina suelen ser muy fotográficas. En cada verso aparecen imágenes nítidas en nuestra retina, como si pudiéramos ver en una enorme pantalla la diapositiva perfecta para cada palabra. “Con la frente marchita” es una canción hecha por y para Argentina que nos cuenta una historia de amor y desamor entre Madrid y Buenos Aires de esas que ya solo se ven en las películas.

Continuar leyendo “Buenos Aires es como contabas… (‘Con la frente marchita’)”

Solo diré que te quiero si es a punta de navaja

 

La visceralidad de Sabina en los asuntos del corazón sale por los cuatro costados en muchas de sus canciones. Quizá porque su sinceridad puede ser tan devastadora como un tsunami, o porque la otra parte tiene esa extraña sensación de pisar arenas movedizas continuamente, lo cierto es que Sabina no se cansa de decir en gran parte de sus composiciones cómo entiende el amor, la mayoría de las veces huyendo de convencionalismos y correcciones políticas.

Continuar leyendo “Solo diré que te quiero si es a punta de navaja”

Canciones frías y templadas

Ahora que ya termina el invierno me doy cuenta de todas las canciones que he escuchado de Sabina en los últimos tres meses y sé por experiencia que muchas de ellas no las volveré a escuchar hasta que el cielo vuelva a ser gris. Igual me ocurre con otros artistas. Son canciones que yo llamo “frías” o de invierno, versos y acordes que quizá encajan mejor a baja temperatura y para no perder su esencia, lo ideal es escucharlas en esa estación del año.

Continuar leyendo “Canciones frías y templadas”

A punto está de comenzar la función

Las letras de Sabina suponen un universo distinto para cada persona que las escucha. A unos les trae infaustos recuerdos porque sonaba algunas de sus tristes letanías cuando su chica le acababa de dejar, otros sin embargo recuerdan a Sabina por sus canciones románticas y porque susurraron alguno de sus versos al oído de su amada cuando intentaba seducirla.

Continuar leyendo “A punto está de comenzar la función”