Tu resaca, tu lunes, tu hastío (‘A la orilla de la chimenea’)

Este es el Sabina romántico, el que encandila, el prestidigitador de versos, el tierno, el que saca de su chistera una canción que realmente nos deja con la boca abierta porque se nota verdad y emoción en cada estrofa, porque está claro que se dirige a alguien muy concreto y porque cada metáfora, cada imagen que construye verso a verso es puro sentimiento. Continuar leyendo “Tu resaca, tu lunes, tu hastío (‘A la orilla de la chimenea’)”

Se come con piel la manzana prohibida (‘Y si amanece por fin’)

Esta es una de esas canciones que cada vez que las escuchas pareces estar presente dentro de la escena que describe de manera fantástica Sabina. Una escena de alcoba, dos desconocidos que se han encontrado en la noche y una cuenta atrás imposible de parar. El amanecer se acerca y la incertidumbre enviste como una manada de bisontes. Con el alba la magia se desvancerá, la rutina llamará a la puerta irremediablemente y no podremos hacer nada. ¿Solución? Mejor no pensar en nada, disfrutemos el momento. Continuar leyendo “Se come con piel la manzana prohibida (‘Y si amanece por fin’)”

Lo niego todo, incluso la verdad

Hoy se ha estrenado el primer single de lo que será el próximo disco de estudio de Joaquín Sabina, ocho años después de aquel “Vinagre y rosas”. Se titula igual que el disco: “Lo niego todo” y he de confensar que me ha sorprendido gratamente, no solo porque suena fenomenalmente a nivel musical, sino, sobre todo, porque la letra vuelve a ser intimista, de las que a mí me gustan, con una confesión privada del flaco donde, ya a punto de cumplir sus cincuenta y dieciocho, creo que hay que agradecer y mucho.

Continuar leyendo “Lo niego todo, incluso la verdad”

A ti que estás llorando al otro lado del espejo (‘Corre, dijo la tortuga’)

Hay canciones que quizá no son tan conocidas de la discografía del genio de Úbeda pero que llegan directas al corazón. Canciones intimistas, privadas, de esas que escuchamos en la oscuridad, cuando estamos solos y nadie puede oírlas excepto nosotros. Continuar leyendo “A ti que estás llorando al otro lado del espejo (‘Corre, dijo la tortuga’)”

Donde regresa siempre el fugitivo

Madrid es la patria de Sabina, siempre lo ha reconocido y siempre será así, y como no podía ser de otra forma, aparece de forma recurrente en sus canciones. Sus plazas y calles, sus bares, sus hoteles y sus habitantes son protagonistas de muchos de sus temas, pero sin duda son dos las canciones que están dedicadas especialmente al Foro: “Pongamos que hablo de Madrid” (Disco Malas compañías, 1980) y “Yo me bajo en Atocha” (Disco Enemigos Íntimos, 1998). Continuar leyendo “Donde regresa siempre el fugitivo”

Canciones marginales (3/3): otros personajes del repertorio sabiniano

Concluyo con este post la trilogía de personajes marginales que aparecen en distintas canciones de Sabina. Una que en su día dio mucho que hablar fue “Juana La Loca” (Ruleta Rusa, 1984).  Aunque ahora no podemos decir abiertamente que los homosexuales pertenecen al mundo marginal, sí es cierto que en los años 80 todavía estaban marginados socialmente. Continuar leyendo “Canciones marginales (3/3): otros personajes del repertorio sabiniano”

Corazones que destroza el temporal: amor se llama el juego

Sabina dijo una vez que la realidad siempre defrauda y esta canción es una buena prueba de ello cuando hablamos de amores. El flaco tiene la rara habilidad de poner en evidencia las ideas que damos por irrefutables. Continuar leyendo “Corazones que destroza el temporal: amor se llama el juego”

Canciones marginales (2/3): de princesas y barbies

Sin duda la marginal más famosa del repertorio sabiniano era aquella preciosa chica de la boca de fresa enganchada a la heroína y que enganchó también a todos los que conocimos su historia. Sabina clama al cielo y despotrica por los estragos que ha hecho la droga en su amada: Continuar leyendo “Canciones marginales (2/3): de princesas y barbies”

Y con tanto ruido no escucharon el final (‘Ruido’)

Sabina solía presentar “Ruido” de la siguiente manera:

“Mis padres vivían encima de una discoteca y todas las noches se quejaban los de la discoteca porque hacían mucho ruido…”

Simpática manera de adentrarnos en el nivel de decibelios de una pareja y en las consecuencias de ese exceso de contaminación sonora. Continuar leyendo “Y con tanto ruido no escucharon el final (‘Ruido’)”

Canciones marginales de Sabina (1/3): drogas y delincuentes

 Los marginados son protagonistas de muchas de las canciones de Sabina en toda su discografía. Delincuentes, drogadictos, mendigos o prostitutas son algunos de los perfiles sociológicos que podemos encontrar en muchas de sus canciones. Todos recordamos canciones como “Pacto entre caballeros” (Hotel, dulce hotel, 1987), donde encontramos a dos heroinómanos atracando al protagonista para subvencionarse un pico y que terminó siendo un himno del repertorio sabiniano que no falta en ningún concierto. Sabina cumplió con su promesa de escribirles una canción: Continuar leyendo “Canciones marginales de Sabina (1/3): drogas y delincuentes”